Comparativa de coches deportivos franceses – TOP 4

comparativa coches deportivos franceses

Los conductores que buscan un coche que ofrezca un rendimiento potente encontrarán que los fabricantes de automóviles franceses son una magnífica opción cuando se trata de automóviles deportivos rápidos, divertidos, asequibles y utilitarios. Aquí te dejamos nuestros favoritos:

Citroën DS3 Racing

El DS3 Racing salió al mercado en el 2010 y en principio no fue visto con muy buenos ojos pues era incluso más caro que un Mini Cooper y cerca de 6.000 euros más que el DS3 THP 150 DSport, modelo en el que se basaba. Pero el DS3 Racing tenía un as bajo la manga, o mejor dicho un motor gasolina de 1.6 litros turboalimentado que desarrollaba 207 caballos. Esto lo empujaba de 0 a 100 km/h en tan solo 6.5 segundos. Para que el DS3 Racing se mantuviera lo más pegado al suelo posible realizaron algunos ajustes como por ejemplo bajar la suspensión 1,5 cm o ensanchar el chasis 3 cm. Estos detalles sumados a una carrocería de fibra de carbono, un kit especial y unas pegatinas llamativas hacen que el DS3 Racing sea identificado rápidamente.

Cuenta también con una suspensión dura y unas llantas de 18 pulgadas. Puedes elegir entre dos acabados: negros con reflejos naranjas y blanco con gris, la opción más vendida es la naranja con diferencia.

Peugeot RCZ R

La marca de un automóvil es un factor con gran peso en el precio final, si por ejemplo cuentas con 40.000 euros para comprar un nuevo coche y te vas a un concesionario Porsche y encuentras un modelo por este precio puede ser una buena oportunidad pero si por el contrario vas a uno Peugeot y te fijas en el RCZ R el precio puede ser un factor que eche para atras a muchos compradores. Para competir contra esto Peugeot dotó al RCZ R de un motor casi tan rápido como un Porsche y muy divertido de conducir, además de un aspecto muy atractivo. Debajo del capó nos encontramos con un motor 1.6 l turboalimentado y con  267 CV.

A esto hay que añadir su cambio de marchas que hace que pase de 0 a 100 Km/h en 5,9 segundos, así adelantar para este coche no será un problema.

Monta llantas de 19 pulgadas de color negro, pinzas de freno rojas y un alerón en el maletero que le dan un aspecto ultra deportivo y bastante llamativo.

Renault Clio Sport V6 MK 2

Si hay un deportivo insignia de los coches franceses este es el Renault Clio Sport V6, un más que signo sucesos para el legendario  y poderoso Renault 5 Turbo. Esta máquina monta un motor V6 y 3 litros de motor, además han ensanchado el chasis y acortado la distancia entre ejes para tener como resultado un coche potente. De la primera versión únicamente se vendieron 256 unidades y allá por el 2003 nació la nueva versión.

La potencia se incrementó a 255 CV, es decir 25 CV más que la versión anterior, se acortaron las relaciones de transmisión y su interior fue modificado con un mejor acabado. Es sin duda uno de los coches más emocionantes para conducir. Solo se fabricaron del MK2 1.018 unidades. El aspecto negativo de este monstruo de la carretera son algunos fallos de gran valor que tuvieron gran cantidad de unidades.

Renault Megane 265

El Megane 265 es uno de los mejores de la marca siendo incluso más asequible que el 275 Trophy. Para este modelo Renault lanzó al mercado dos versiones: la edición estándar y la versión Copa. También tienes la opción de “disfrazar” la versión estándar con un kit de llantas de 18 pulgadas, los discos de freno, la suspensión más rígida y otros detalles, todo esto por unos 1.700 euros aproximadamente.

El Megane 265 es de tracción delantera, pero incluso así su dirección es muy suave y su chasis muy ajustado. Esto lo convierte en un coche ideal para la carretera y también para competir.